El campeón olímpico de salto con garrocha el brasileño Thiago Braz quien este lunes hizo vibrar de emoción a toda Brasil, aseguró que recibió un mensaje divino antes de superar la última altura.

Braz dice que escuchó una voz en su cabeza que le dijo cuánto tenía que saltar. "La marca de 6.3 la esperaba desde hace mucho tiempo. En competiciones anteriores intenté superar los 6 metros pero hoy, en unos Juegos Olímpicos, todo es mucho más grande y mucho más sorprendente de lo que esperaba", expresó.

Thiago Braz ganó la medalla de oro en salto con garrocha e impuso un nuevo récord olímpico.

"Cuando pasé el 5.93 metros ya estaba un poco satisfecho con la plata, pero sabía que no estaba terminado. Cuando Lavillenie pasó el 5.98 metros, escuché que Dios me decía que tenía que superar los 6.03 metros", aseguró Braz.

El brasileño es conocido es su país además por ser muy religioso y después de haber obtenido la medalla de oro y haber impuesto un nuevo récord olímpico en el salto con garrocha, las referencias a Dios fueron constantes.

Thiago Braz ganó la medalla de oro en salto con garrocha e impuso un nuevo récord olímpico.

"Confiaba mucho en Dios. Es algo muy fuerte para mí. Es así como me siento bien, me ayuda mucho. Mi entrenador lleva trabajando mucho tiempo conmigo, haciéndome saltar en malas condiciones para que venza esas barreras. Y por fin todo lo que planeó, lo que programó, tuvo un beneficio, que es la medalla de oro", agregó.

Brasil esperaba con ansias y como gran esperanza la participación de Thiago para brillar en el atletismo de los Juegos Olímpicos y el atleta cumplió. La otra ilusión para Brasil es Fabiana Murer, quien competirá en la prueba femenina este martes.