El lateral derecho del Paris Saint-Germain (PSG), Serge Aurier, fue condenado a dos meses de prisión firme por protagonizar un altercado con la policía a la salida de un club de la capital francesa el pasado 30 de mayo.

El tribunal correccional de París también multó al futbolista de 23 años con 600 euros e intereses por daños, así como mil 500 euros en gastos de justicia.

Su condena no fue acompañada de un mandato de la audiencia, por lo que, en el plano judicial, no tiene ningún impedimento para disputar el próximo partido de Champions League frente al Ludogorets.

Aurier no entrará a prisión, pero el tribunal le envió un mensaje fuerte, estableciendo un castigo superior al solicitado por el fiscal, que había pedido dos meses de prisión condicional o trabajos de interés general.

El incidente se produjo cuando el vehículo de Aurier fue controlado por la policía de la brigada anticriminalista (BCA), a la salida de una discoteca del VIII distrito de París.

Según una fuente próxima a la investigación, el internacional marfileño se mostró "vehemente" y "bastante despectivo", hasta que un policía le pidió que se sometiera al control de su tasa de alcoholemia. Entonces golpeó con el codo el tórax de uno de los agentes, según la versión policial.

El lateral de 23 años negó la agresión y presentó una denuncia por violencia policial.

El Paris Saint-Germain anunció en un comunicado que presentó un recurso a la decisión judicial en contra de su jugador.