El Sevilla recibió en el Ramón Sánchez Pizjuán a un aguerrido Athletic de Bilbao, en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Europa League, duelo que se definió en los lanzamientos desde el punto penal.

Los sevillanos, vigentes campeones del torneo, clasificaron a las semifinales pese a perder en los 90 minutos por 2-1; un resultado que igualó el marcador global (2-2).

Ya en la tanda de penales, Beñat falló el cuarto lanzamiento para el Athletic, permitiéndole a los franceses Steven N'Zonzi y Kevin Gameiro sentenciar la eliminatoria y sellar el pase del Sevilla a las semifinales.