El Manchester City y el Real Madrid empataron sin goles este martes en el Etihad Stadium, en el partido de ida de semifinales de la Champions League.

Con la baja de última de hora de Cristiano Ronaldo, fuera de la convocatoria por no haberse recuperado de los problemas musculares que sufre desde hace 10 días, el Madrid contuvo el ímpetu inicial del City y fue mejorando según pasaban los minutos, para acabar siendo el dueño del partido, aunque sin encontrar recompensa a sus numerosas ocasiones.

En su primera comparecencia en estas alturas, el Manchester City se mostró más intenso y concentrado que el Real Madrid en una primera parte en la que no se registraron ocasiones claras en ninguna de las dos porterías.

En la segunda mitad, los "merengues" sufrieron su segunda baja: el francés Karim Benzema, que el sábado sólo jugó 40 minutos por molestias musculares, abandonó el terreno de juego dejando su lugar a Jesé Rodríguez.

Casemiro, Gareth Bale, Pepe y el propio Jesé estuvieron muy cerca del gol de la victoria, pero se encontraron con un inspirado Joe Hart en la portería local.

La serie se definirá la próxima semana en el estadio Santiago Bernabéu.