El Bayern Múnich sacó un apretado resultado en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Champions League y clasificó a las semifinales pese a empatar 2-2 contra el Benfica. Los alemanes avanzaron de ronda gracias al marcador global (3-2).

El mexicano Raúl Jiménez hizo soñar a los seguidores lisboetas adelantó al Benfica al filo de la media hora (27), pero el chileno Arturo Vidal (38) y Thomas Müller (52) acabaron con la emoción. El brasileño Anderson Talisca salvó el honor portugués empatando el encuentro (76).

El gol del centrocampista chileno, que ya había marcado el único tanto de la ida, fue un mazazo para los portugueses, que estaban obligados a marcar dos goles para clasificarse, pero que ya no volvieron a crear peligro antes de la pausa.

Pese al último tirón, animados por el gol de Talisca, los portugueses se quedaron cortos y no pudieron contra uno de los favoritos del certámen. Un Bayern Múnich que tampoco mostró mucho y dejó muchas dudas.