El Bayern Múnich sacó un positivo aunque apretado resultado en el partido de ida de los cuartos de final de la Champions League frente al Benfica, al que derrotó por 1-0.

En la primera acción de ataque del conjunto bávaro, 109 segundos después de que el balón echara a rodar, el español Juan Bernat puso un centro medido desde la banda izquierda que el volante chileno, Arturo Vidal, cruzó lejos del alcance del meta visitante.

A pesar del gol prematuro, el Benfica demostró tener una de las mejores defensas de Europa, como había señalado la víspera el técnico español del Bayern, Pep Guardiola.

Además de la derrota, la noticia negativa para el equipo portugués es la amarilla recibida por su goleador, Jonas Gonçalves, que se perderá el choque en el estadio Da Luz por sanción.

El exiguo resultado no resta favoritismo a un Bayern de Múnich que, en caso de anotar un gol en Lisboa, obligará a los lusos a marcar al menos tres goles para pasar a semifinales, una ronda para la que el cuadro bávaro se ha clasificado en las cuatro últimas ediciones del torneo.