Los galeses sellaron su pase a los octavos de final con los tantos del volante Aaron Ramsey (11), del lateral izquierdo Neil Taylor (20), y Gareth Bale (67), con los que se recuperó de la caída en el derbi británico sobre la hora ante Inglaterra (1-2).

Bale y sus compañeros finalizaron primeros de la llave con 6 puntos, seguidos por Inglaterra con 5, tras su 0-0 en Saint Etienne contra Eslovaquia, que quedó tercera con 4 unidades y a la espera de ser uno de los mejores cuatro terceros de las seis llaves.

Rusia se marchó como cuarto con un punto y un enorme fracaso a cuestas de cara a 'su' Mundial de 2018, para el que tendrá que reconstruir su equipo.

Al terminar primero, Gales chocará en segunda fase ante al mejor tercero de las llaves A (Albaia), C (por ahora Irlanda del Norte) o D (hasta hoy República Checa).

Dentro del estadio estuvo el ultranacionalista ruso Alexandre Chpryguine, expulsado de Francia el sábado pasado por su participación en los violentos enfrentamientos con hooligans ingleses en Marsella el 11 de junio, pero fue detenido cuando presenciaba el partido en las gradas.

* Con información de agencias