El defensor Nicolás Otamendi abrió la cuenta de cabeza a los 7 minutos, el crack del Barcelona marcó tres joyas a los 68, 78 y 87, y Sergio Agüero cerró a los 90 en el partido en el Soldier Field de Chicago ante 53 mil 885 aficionados.

Argentina, que venía de vencer 2-1 al campeón Chile en el debut, se despertó con la entrada de Messi a la hora de juego y se aprovechó a fondo de un rival en inferioridad numérica por la expulsión de Aníbal Godoy desde los 31 minutos.

De su lado, los panameños, que también habían ganado en el estreno ante Bolivia (2-1), plantaron cara a la subcampeona mundial en el primer tiempo, aunque abusando en muchas ocasiones del juego fuerte.

Messi, ausente ante Chile por un dolor en la zona lumbar, ingresó en medio de una impresionante ovación del público, que había pedido por él coreando su nombre en varias ocasiones.

* Con información de agencias