Algo inimaginable sucede con este jugador de la Selección de Islandia que muestra un cierto desinterés por el "glamour del futbol profesional" y sin ser gran aficionado del deporte al que se dedica, Ragnar Sigurdsson es un chico contracorriente fuera de la cancha, algo que no le ha afectado a la hora de ser de los defensas más solidos de la Eurocopa, antes de medirse a Francia en los cuartos de final el domingo.

"El material más duro del mundo: Ragnar Sigurdsson": el actor islandés Bjorn Bragi Amarson no ha sido el único impresionado por la actuación del defensa central en el juego de los octavos ante Inglaterra (2-1). Su anotación, centros peligrosos y sobre todo un gran papel en su área para desesperar a Harry Kane y Jamie Vardy en Niza.

Islandia se medirá en los cuartos de final a Francia.

"Ragnar Sigurdsson es famoso en Islandia porque no ve mucho futbol", explica un hincha de la selección revelación de la Euro. "A veces ni conoce los grandes nombres del futbol y a todo el mundo le gusta ese aspecto de su personalidad", continúa.

"¿Mario qué?". En 2013 previo al partido frente a Croacia en el repechaje de clasificación para el Mundial, Ragnard admitió que no conocía a Mario Mandzukic. "No estoy bromeando, nunca vi jugar a ese tipo. Es del Bayern, ¿no? No ve mucho la liga alemana", declaró.

Islandia se medirá en los cuartos de final a Francia.

El integrante del Krasnodar, donde milita desde 2013 luego de haber iniciado su carrera en Suecia y Dinamarca, siempre ha jugado en países fríos, que lo han formado en un futbol físico y acostumbrado a entornos hostiles.

Su desinterés por el futbol es verdadero. Si se trata de ver competiciones por televisión, Sigurdsson prefiere el balonmano o los deportes de combate extremo. "Se ríe de la fama y del glamour del futbol internacional. Tratará a Wayne Rooney y a l apersona que lava las camisetas del equipo, con el mismo respeto. Los periodistas lo adoran porque dice las cosas como son", explica Bjorn Bragi Arnarson.

"Tenemos una especie de orgullo islandés que hace que no nos inclinemos ante nadie. Claro que sí, cuando ves por televisión a un jugador como Iniesta valoras su talento. Pero si me enfrento a él, me da igual", explicó Ragnar.