El español Rafael Benítez, que dirigía al Real Madrid hasta hace apenas dos meses, aceptó este viernes el reto de evitar el descenso del Newcastle, un club histórico que no ha escapado al declive del fútbol del norte de Inglaterra.

"Benítez se une al United con un contrato inicial de tres años", anunció en un comunicado el Newcastle, que es penúltimo de la tabla y ha ganado sólo uno de sus últimos seis partidos.

"Tengo el gran placer de confirmar que me comprometí con un club inglés legendario, con el enorme desafío de seguir siendo parte de la Premier League", explicó el técnico.

Benítez debutará el lunes ante el líder de la competición, el Leicester, y sustituye al exseleccionador inglés Steve McLaren, despedido este viernes.

El entrenador español, que fue destituido del Real Madrid en enero, sin haber completado su primera temporada, inicia su tercera etapa en el fútbol de Inglaterra, donde su familia se quedó a residir.

Antes, entrenó al Liverpool (2004-2010), al que llevó a ganar la Champions League en 2005, y pasó unos meses por el Chelsea, con el que ganó la Europa League en 2013.

"Tenemos todos que empujar en la misma dirección y con el mismo objetivo en mente. Esa es la razón por la que os voy a pedir vuestro total apoyo para completar con éxito esta tarea", reclamó Benítez.