Su primer partido en la Eurocopa fue bastante discreto, por lo que Cristiano Ronaldo, la gran estrella de la selección portuguesa, buscará la redención este sábado ante sus aficionados frente a Austria, por la segunda fecha del grupo F en el Parque de los Príncipes de París (13:00 horas).

El resbalón ante los islandeses deja a los portugueses sin margen de error, situación similar viven los austríacos.

Tras el partido ante Islandia, Ronaldo trató de justificar el pobre empate cargando contra los nórdicos, a los que criticó por tener "una mentalidad pequeña" por su táctica defensiva.

Pero otro resultado que no sea la victoria lusa dejaría a Cristiano sin argumentos para justificar el papel de un Portugal que llegó a Francia como uno de las aspirantes al título y quedaría cerca de la eliminación.

"Cuando no ganas el primer partido del grupo, es obligatorio ganar el segundo. Incluso aunque un empate pueda eventualmente valernos, tenemos que ganar. Derrotar a Austria, para estar tranquilos", afirmó el central Ricardo Carvalho.

Austria hará cambios obligados para enfrentar a Portugal. Marcel Koller no podrá contar con el central Aleksandar Dragovic, suspendido tras ver la roja contra los húngaros, y con el volante Zlatko Junuzovic, tocado en un tobillo.