El Real Madrid buscará el sábado (18h30 GMT) ante el Barcelona borrar la afrenta sufrida en la primera vuelta (4-0) en el Clásico de la 31ª jornada de la Liga española, que el Barça quiere ganar como homenaje al fallecido Johan Cruyff.

Cuando faltan ocho partidos para el final del campeonato español, el resultado del encuentro no debería suponer una gran modificación en la clasificación, que lidera el Barça, invicto desde hace seis meses, con 76 puntos, 9 más que el segundo, el Atlético de Madrid, y a 10 del Real Madrid (66 puntos).

"Estamos los primeros por merecimiento propio, falta rubricarlo y para eso hacen falta los tres puntos de mañana (sábado)", aseguró este viernes el técnico del Barça, Luis Enrique Martínez.

A ello se une que la inminencia de la ida de cuartos de final de la Liga de Campeones no debería animar a un derroche de energía por parte de los catalanes, que juegan el martes contra el Atlético, ni de los madridistas, que se miden al Wolfsburgo el miércoles.

Pero, un Clásico sigue siendo un Clásico, un choque de envergadura planetaria, en el que ambos equipos siempre se juegan su honor y su imagen.

"Un Clásico siempre es un partido diferente, se nota en el ambiente. Buscamos la victoria sin fijarnos en nada más", afirmaba esta semana el capitán barcelonista, Andrés Iniesta.

Para el Barça, una victoria, además de acercarles un poco más a la Liga, supondría su mejor homenaje al astro holandés Johan Cruyff, fallecido la pasada semana a los 68 años, víctima de un cáncer.

Los jugadores azulgrana lucirán, de hecho, el lema "Gràcies Johan" (Gracias Johan, en catalán) en su camisetas, el mismo que formarán en un gigantesco mosaico en las gradas para homenajear al hombre que puso las bases del actual juego 'blaugrana'. 

"Estoy seguro de que lo que más desaría Johan Cruyff, más que cualquier homenaje, cualquier gesto, es que ganemos el partido a través de un buen fútbol, a través de dar un buen espectáculo y de ganar a través de merecerlo en el campo", dijo Luis Enrique.

"Para un jugador siempre el Clásico es lo mas bonito que existe en el fútbol", afirmó, por su parte, este viernes el técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, que vivirá el sábado su primer choque contra el Barça como entrenador del primer equipo merengue.