La Federación Inglesa de Fútbol (FA) abrió este lunes otro expediente disciplinario, el tercero de la temporada, contra José Mourinho, el entrenador del Mánchester United, que fue expulsado el domingo en el partido contra el West Ham por un gesto de enfado.

En este partido, el técnico portugués reaccionó dándole una patada a una botella de agua después de que el árbitro amonestara al centrocampista francés Paul Pogba por haber simulado una falta.

Mourinho fue expulsado por este gesto por el árbitro Jonathan Moss. En noviembre de 2015, Mourinho, entonces entrenador del Chelsea, ya fue suspendido por un partido por otro altercado con Moss ante el West Ham.

Es la segunda vez que Mourinho es expulsado esta temporada. La anterior fue en un partido contra el Burnley que terminó igualado sin goles durante el descanso del medio tiempo. Por ello fue sancionado con un partido.

También fue multado a principio de noviembre por haber puesto en duda la capacidad para arbitrar de Anthony Taylor un encuentro entre su equipo y el Liverpool.

* Con información de agencias