Todos los atletas de la Federación de Halterofilia de Rusia fueron vetados de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro 2016 este viernes por dopaje por parte de la Federación Internacional de Halterofilia (IWF).

La IWF consideró resultados "extremadamente impactantes" y que dieron una mala reputación al deporte.

Por otra parte, la entidad internacional indicó que "la integridad de la halterofilia fue seriamente dañada por las múltiples ocasiones y niveles de los rusos". Agregó que el castigo representa una "sanción apropiada" a fin de "preservar el estatus del deporte".

La federación rusa ofreció sus lugares a deportistas de cinco países con la finalidad de reemplazar a sus ocho atletas que definitivamente no participarán en esta justa deportiva. Los países elegidos en la rama masculina son: Bielorrusia, Croacia, El Salvador, Mongolia y Serbia. En cuanto a la femenina, se escogió a Albania, Georgia y Moldavia.