Con la presencia de los jugadores Eimy Losley, Andrea Herrera y José Luis Reyes, la embajada británica en Guatemala hizo entrega ayer de 15 equipos de bocha, deporte incluido en el programa paralímpico.

La donación con un valor de más de Q50 mil servirá para que más personas incursionen en este deporte especial para personas con parálisis cerebral.

El juego consiste en que los participantes, sobre una superficie plana y lisa deben tirar o hacer rodar las pelotas de colores lo más cerca posible a una bola objetivo blanca, conocida como “Jack”. El jugador, pareja o equipo con más pelotas cerca del “Jack” es el ganador.

“Estoy complacido de que Guatemala está jugando su papel al permitir a las personas con discapacidades alcanzar su potencial y jugar un rol completo en la sociedad”, expresó el embajador Thomas Carter.