José Fernández estuvo en un bar y restaurante en la zona del río de Miami antes de morir junto con dos amigos en un accidente náutico, confirmó el martes la vocera del local.

Dana Rhoden, vocera del American Social Bar & Kitchen, dijo en un correo electrónico que el fallecido pitcher cubano de los Marlins de Miami estuvo allí antes del choque que le costó la vida. El comunicado no especifica si Fernández estaba bebiendo alcohol o la hora a la que se fue.

El bar está en el río de Miami, en el centro de la ciudad, y tiene un muelle para embarcaciones.

Fernández, de 24 años, murió en la madrugada del domingo cuando su bote chocó a alta velocidad con un rompeolas en la costa de South Beach, dijeron las autoridades. Emilio Jesús Macías, de 27 años, y Eduardo Rivero, de 25, también fallecieron.

Un amigo de Rivero, Will Bernal, dijo que intercambiaron mensajes de texto poco después de la medianoche, y antes que el trío saliese a navegar. Bernal difundió los mensajes en las redes sociales.

"Ten cuidado hermano", escribió Bernal a las 12.07 de la madrugada.

"Lo haré hermano", respondió Rivero.

"Mantenlo cerca de la costa si salen", replicó Bernal.

"Confía en mí", escribió Rivera. "Todavía no llega mi hora".

Seguido, Bernal le pidió a Rivera que activase su aplicación para detectar el iPhone, y que "mantuviera calmado a José".

En tanto, los Marlins anunciaron que el miércoles se realizará un velorio abierto al público en una iglesia de Miami, precedido por una procesión que comenzarán a las 2.16 de la tarde en las afueras del estadio del equipo, en el centro de la ciudad. Fernández usaba el número 16 en su camiseta.

Un sepelio privado será realizado el jueves para la familia de Fernández y los jugadores y empleados de los Marlins.