El papa Francisco escribió una carta de aliento a la delegación de refugiados en Rio 2016, el primer equipo en participar en unos Juegos Olímpicos en esta condición.

El sumo pontífice deseo el mayor de los éxitos a los 10 atletas, diciendo que esperaba que "su valor y fuerza encuentren expresión en los Juegos Olímpicos y sirvan como llamado a la paz y la solidaridad".

Delegación de Refugiados

AFP

Foto:

La misiva fue escrita en español con fecha del 26 de julio, pero fue dada a conocer hasta hoy por el Vaticano.

El papa dijo que había examinado las vidas de cada uno de los deportistas refugiados a través de entrevistas y reportes de prensa. Dijo que ofrecía sus rezos y firmó la carta: "En hermandad, Francisco".

El equipo de seis hombres y cuatro mujeres compite bajo la bandera olímpica.