Al exatleta paralímpico Óscar Pistorius le bastaron 45 segundos y 44 centésimas para convertirse en una leyenda, al haber corrido los 400 metros en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, pero con esa misma velocidad su vida dio un giro de 180 grados cuando asesinó a su novia a balazos.

Este miércoles el campeón paralímpico sudafricano fue condenado en apelación a seis años de prisión firme, por el asesinato de su novia Reeva Steeenkamp, a quien causó la muerte de cuatro balazos en febrero de 2013.

Oscar Pistorius fue condenado por el asesinato de su novia.

"La pena que impongo al acusado por el asesinato de la difunta Reeva Steenkamp es de seis años de prisión", declaró la jueza Thokozile Masipa ante la sala llena del tribunal de Pretoria.

Y es que la noche del 13 al 14 de febrero de 2013, la imagen de héroe de Pistorius quedó destrozada al conocerse que había matado en su casa a su novia, la modelo Reeva Steenkamp.

El deportista siempre insistió en que confundió a su novia con u ladrón, declaración que ya le costó cinco años de cárcel por "homicidio involuntario", pero este miércoles su crimen fue recalificado por un tribunal de apelación como asesinato.