El delantero brasileño Neymar, una de las estrellas de los Juegos Olímpicos de Rio tendrá la oportunidad de empezar a brillar este jueves, cuando la Selección de Brasil debute en sus juegos, un día antes de la ceremonia de apertura.

La "Verdeamarelha" empezará a construir su sueño para llegar al oro olímpico en el estadio Mané Garrincha cuando se enfrente a Sudáfrica en la primera jornada por el grupo A, luego del juego inicial que enfrentará a Irak y Dinamarca.

Después de la desastrosa participación en el Mundial, Brasil pretende redimirse con la obtención del único título que aún no tiene en sus vitrinas, y aunque para la "torcida" el valor no es el mismo, el oro olímpico se ha convertido en una cuestión de honor.

Por ellos tanto el técnico Rogerio Micale, le entregaron al astro del Barcelona, las llaves para guiarlos a la tan ansiada medalla de oro, una "Neymardependencia" que al DT le satisface y que ha contagiado a todo el país.

"Es un sueño, una oportunidad única en la carrera de poder disputar un título olímpico que la selección no tiene y jugando en casa. Es un sueño que quiero realizar", señaló el mediocampista Renato Augusto, del Beijin Guoan chino y uno de los jugadores mayores de 23 años en la "Canarinha".

Después del partido contra los "Bafana Bafana", Brasil se medirá ante Irak el 7, también en la capital brasileña, y finalizará la primera fase Dinamarca, el 10 en Salvador (noreste).