El jugador brasileño del FC Barcelona, Neymar, según lo diera a conocer "La Folha de Sao Paulo", fue declarado culpable por la Hacienda de Rio de Janeiero, por lo que deberá pagar 45 millones de euros (188.8 millones de reales), para así compensar los impuestos atrasados, que según la Hacienda, tuvo que haber pagaro anteriormente.

Neymar es acusado de evasión de impuestos, fraude y colusión por parte de la corte administrativa de la Hacienda Federal, que considera que "Ney" omitió beneficios económicos del Santos, Barcelona y también su relación publicitaria con la marca deportiva estadounidense Nike.

Ahora, Neymar tiene la oportunidad de recurrir la decisión de la Hacienda en el Consejo Administrativo de Recursos Fiscales, que tiene sede en Brasilia, la capital brasileña.