El tenista británico Andy Murray, doble campeón olímpico, reveló que fue acosado por una empleada de hotel que llegó a entrar en su habitación mientras dormía y que le siguió en al menos dos torneos.

"Tenía colocado el 'do not disturb' (el cartel que se coloca en la puerta de las habitaciones de los hoteles para indicar que no se debe entrar), pero ella entró, se sentó en la cama y me empezó a acariciar el brazo", contó el ganador de tres torneos del Grand Slam en una entrevista este lunes para promocionar la International Premier Tennis League.

El número dos de la ATP aseguró que volvió a encontrarse a esa camarera de hotel en dos establecimientos en Róterdam y Barcelona, mientras disputaba los torneos de esas dos ciudades.

"No sé si es una cosa de fans, pero es un poco extremo, y fue lo que ocurrió", añadió el escocés, que se encuentra actualmente en China disputando el torneo de Pekín, en el que este martes derrotó al italiano Andreas Seppi por 6-2 y 7-5.