Casi tres años después de haber sufrido un grave accidente de esquí que lo dejó en coma durante varios meses, el excampeón mundial de Fórmula 1 Michael Schumacher da "señales esperanzadoras" en su recuperación, aseguró Ross Brawn, exdirector técnico de Ferrari y Team Principal de Mercedes.

"La familia decidió no hacer comunicaciones sobre la convalecencia de Michael y respeto eso", explicó Brawn a la BBC este jueves. "Hay señales esperanzadoras y rezamos cada día para que haya más. Es difícil para mí decir más, respeto la decisión de la familia", declaró.

Michael Schumacher se accidentó en diciembre 2013.

"Hay muchos rumores sobre el estado de salud de Michael. La mayor parte son falsos y rezamos, y esperamos todos los días, para continuar viendo progresos y viendo a Michael recuperado de sus terribles lesiones algún día", concluyó Brawn, una figura importante en la carrera de "Schumi".

El 29 de diciembre de 2013, el siete veces campeón mundial de la Fórmula Uno sufrió un fuerte golpe en la cabeza en un accidente de esquí en Meribel, en los Alpes franceses.

Después de haber permanecido varios meses en coma inducido, Schumacher pudo volver a su casa de Suiza, a orillas del lago Leman, en septiembre de 2014. A pesar del tiempo que ha llevado su recuperación, las informaciones sobre su saludo son muy escasas, la familia no ha querido dar declaraciones en ninguna ocasión.