El astro Lionel Messi anunció el domingo su retiro de la selección argentina tras vivir una noche de pesadilla en la final de la Copa América Centenario, en la que falló su disparo en la tanda de penales ante el mismo Chile que lo amargó el año pasado.

"Ya está, se terminó para mí la selección argentina", lanzó el crack de Barcelona como una bomba terminado el partido en el MetLife Stadium en Estados Unidos.

Justo después de que Sergio Romero contuviese el tiro a Arturo Vidal, la 'Pulga, en vez de encaminar la definición para su equipo, envió su remate a las nubes, permitiendo la recuperación de Chile, ganador 4-2 finalmente.

"Es un momento duro para mí y para todo el equipo, es muy difícil para mí seguir así, por todo, ya está, se terminó para mí la selección argentina", indicó con serenidad.

AFP

Foto:

El astro perdió con esta Copa América Centenario su cuarta final con Argentina desde 2007 y la tercera en tres años.

"Son cuatro finales las que me toca perder, tres seguidas, la verdad que es una mala racha que se me da, pero ya está, es mi decisión", dijo.

Líder de su selección y del Barcelona, ganador implacable de todo título posible con su club español (8 ligas, 4 Copa del Rey, 4 Ligas de Campeones de Europa, tres Mundiales de Clubes), llegó a Estados Unidos obsesionado con sacarse la profunda espina que tenía clavada.

Se había coronado campeón Mundial sub-20 en Holanda-2005 y había logrado la medalla de oro en los Juegos Olímpicos Pekín-2008, pero faltaba ese título 'grande' con el elenco mayor.

Como magro consuelo, le queda un nuevo récord, ya que en este torneo se convirtió en el máximo artillero histórico de la selección argentina con 55 goles, uno más que Gabriel Batistuta.