Con mucha desilusión y tristeza por no haberle podido dar a Guatemala un lugar entre los mejores del mundo en la marcha atlética de los Juegos Olímpicos de Rio, Jaime Daniel Quiyuch envió un mensaje a los guatemaltecos, en el que pide disculpas y deja ver que su futuro en este deporte, es incierto.

Y es que el marchista que compitió este viernes en los 50 kilómetros vivió una de sus caídas más duras en su carrera deportiva, al haber sido descalificado de la prueba, tropiezo que se repite una vez más después de los Juegos de Londres 2012.

"Tengo el corazón echo pedazos me sentía físicamente y otra vez a los 30 kilómetros... es momento de disfrutar a las personas que amo y darles el tiempo que se merecen, a todos los guatemaltecos gracias por confiar en mí pero desgraciadamente no se dio", expresó Quiyuch en su perfil de Facebook.

El deportista fue descalificado cuando competía sobre el kilómetro 25, luego de haber recibido la tercera amonestación, fueron dos por doblar y una por flotar. La decepción del atleta fue tal que dejó entrever que es posible que dejé el deporte.

"Es momento de cambiar de distancia y de cambiar de rumbos ya en septiembre será otra historia y caminos diferentes, disculpen Guatemala les quedé en deuda y no tenía que ser así pero mi Dios todo poderoso nos está enseñando que tenemos que ser más humildes y aprender de los errores garrafales... gracias mi Dios todo poderoso acepto lo que pasó hoy y la honra y la gloria sea siempre para ti", finalizó.