Las ligas europeas de fútbol protestaron de nuevo contra la reforma de la Liga de Campeones, y decidieron de forma oficial desafiar a la UEFA, este viernes durante una reunión en Zúrich.

Las ligas profesionales de 25 países europeos denuncian una reforma de la Liga de Campeones que crearía "un campeonato cerrado", y se plantean, si no hay un acuerdo con la UEFA, organizar partidos de sus respectivos campeonatos al mismo tiempo que las competiciones europeas de clubes.

"No hay otra opción para la EPFL (Asociación de ligas europeas) que poner término al acuerdo actual" con la UEFA, declaró su presidente, el sueco Lars-Christer Olsson, en conferencia de prensa.

Aleksander Ceferin es el actual presidente de la UEFA.

La decisión fue tomada por casi la totalidad de los 23 campeonatos presentes, siendo el italiano el único que votó en contra.

La EPFL protesta contra la reforma de la Liga de Campeones, decidida este verano, y que garantiza en el período 2018-2021 cuatro plazas a los campeonatos de España, Alemania, Inglaterra e Italia, por sus resultados en el pasado. Ello dificultaría el acceso a la 'Champions' a los clubes de los campeonatos más modestos.

"Una de las cuestiones discutidas es el acceso a la Liga de Campeones. La otra cuestión es la distribución de los beneficios. Las nuevas propuestas (de la UEFA) son peores que las de la actualidad", recalcó.

La denuncia de los términos de esta propuesta de acuerdo conlleva que las ligas europeas podrían organizar sus partidos coincidiendo con los programados por la UEFA en las competiciones europeas.

"Si no hay un nuevo acuerdo, cada liga podrá tomar sus propias decisiones", añadió Olsson.