Es normal que cuando vemos a los ganadores de los Juegos Olímpicos obtener su medalla inmediatamente la muerden. De seguro ya te habías percatado de ese curioso detalle y te has preguntado ¿por qué lo hacen?

De acuerdo a un artículo publicado en CNN, los medallistas lo hacen para determinar si la medalla está hecha de oro o no, ya que mordiéndola los dientes quedan marcados en ella, debido a que este metal es más maleable a comparación de otros.

Otro factor es que al apretarla con los dientes mientras se está en el pódium se ha convertido en un simbolismo.

"Se ha vuelto una obsesión para los fotógrafos. Creo que ellos lo ven como una foto icónica, como algo que puedes vender. No creo que sea algo que los atletas hagan por sí solos", explicó a CNN David Wallechinsky, presidente del International Society of Olympic Historians.