La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) anunció que un análisis para detectar el suministro de genes sintéticos a los deportistas será empleado "en breve" por los laboratorios acreditados ante el organismo.

Se ha desarrollado en Australia un análisis para detectar dopaje genético. Este tipo de trampa se presenta al inyectar genes sintéticos a los deportistas, con el objetivo de que su organismo produzca más hormonas EPO, que elevan la capacidad de oxigenación de la sangre.

"Invertimos mucho dinero en investigación científica, y ello parece dar resultados", afirmó Craig ReedIe, presidente de la AMA.

Hay ya una prueba para detectar si los deportistas se inyectan EPO directamente. Este análisis puede detectar si se han provocado cambios sutiles en el ADN para hacer que el organismo produzca más EPO.

"Seguimos tratando de alcanzar a los tramposos, pero la delantera de ellos se está reduciendo", afirmó Valerie Fourneyron, integrante del comité organizador de la AMA.