Kobe Bryant puso punto final a su leyenda en los tabloncillos de la NBA con una sensacional actuación de 60 puntos, para guiar la noche del miércoles a los Lakers a una dramática victoria de 101-96 sobre los Utah Jazz.

Kobe dejó su marca en la despedida al echarse al hombro a los Lakers para descontar 15 puntos de desventaja en la primera parte y encestar más de la mitad de su total en el segundo tramo.

El icónico número 24 de los Lakers rompió su récord personal para la temporada (38 puntos) y ofreció a su equipo sólo su decimoséptimo triunfo desde finales de octubre.

Por 25ª ocasión en su carrera, Kobe superó el umbral de los 50 puntos en un juego, lo que confirma su estatus como el tercer mejor anotador de la NBA, con 33.630 puntos en su trayectoria.