Una escena muy extraña ocurrió en un partido de la séptima división de Suecia, cuando el árbitro del encuentro entre el Pershagen SK y el Jarna SK, Dany Kako, expulsó a un jugador por haber hecho en público, un acto natural, algo nunca antes visto en una cancha.

El protagonista de esta noticia que se dio el fin de semana pasado y que le está dando vuelta al mundo es el futbolista Adam Lindin Ljungkvist, quien en la recta final del partido que su equipo Pershagen perdía 2-5, no pudo evitar tirarse un pedo. El sonido llegó a los oídos del árbitro que no dudó en mostrarle la segunda amarilla y enviarlo a los vestidores.

Jugador sueco fue expulsado por un acto natural en público.

"¿Me estás tomando el pelo?", preguntó el jugador al árbitro cuando vio la tarjeta roja. Y es que el central interpretó el gesto como una "provocación deliberada" y "conducta antideportiva".

En el momento los demás jugadores no entendían el por qué de la expulsión, pero al conocer el motivo no pudieron evitar reírse y hacerlo público en las redes sociales. El hecho fue difundido además por los medios locales.

Jugador sueco fue expulsado por un acto natural en público.

"Tuve mal de estómago ese día y simplemente dejé ir el pedo", explicó Ljungkvist de 25 años, al diario "Länstidningen Södertälje". "Le pregunté al árbitro si no estaban permitidos los pedos y me contestó con un "no". No tiene sentido provocar a nadie con un pedo, no parece particularmente inteligente o normal", añadió.

Uno de los testigos de lo ocurrido fue el delantero del Pershagen, Kristoffer Linde, quien declaró: "Yo estaba de pie a una buena distancia, pero oí el pedo fuerte y claro. Es la cosa más extraña que he visto en un terreno de juego, y eso que juego desde los ocho años".

La noticia que inició en Suecia ha empezado a rodar por todo el mundo, especialmente por la difusión de grandes periódicos británicos como el "The Guardian".