Este jueves se dieron a conocer algunos detalles acerca de las amenazas de muerte que recibió el jugador de Deportivo Carchá, Didier Sagastume, según el informe policial, las amenazas habrían sido por una mujer, caso que recuerda el brutal asesinato de Carlos Mercedes Vásquez, en Malacatán.

Además se dio a conocer el nombre de la persona que le habría entregado la nota con las amenazas al jugador. "Siendo las 1035 horas, en la entrada principal de San José la colonia, zona 9 de esta cabecera departamental, fue detenido: Israel Quijada Enríquez, de 52 años, sorprendido en su estado normal, portando: una pistola marca Combat, calibre 9 milímetros, careciendo de licencia de portación", explica.

Didier Sagastume denució la amenaza y salió de Carchá.

Fernando Ruiz

Foto:

"Ante elementos policiales se abocó Didier Estuardo Sagastume, manifestando que el hoy detenido momentos antes amenazó de muerte a él y a su hijo, dejándole unas notas en las que se leía, 'Tenés hasta mañana antes de que salga el sol, estas teniendo relaciones con la mujer equivocada", explica el informe.

Y es que este jueves Sagastume hizo pública su denuncia en una conferencia de prensa junto con representantes de la Asociación de Futbolistas Guatemaltecos, en donde explicó que "Un desconocido se me acercó, me dio un sobre y me dijo 'aquí te mandaron', le pregunté quien era y no me contestó... cuando vi la hoja veo una foto mía en la que estoy cargando a mi hijo pero él sin su cabeza y un mensaje que tenía hasta el sol de mañana (miércoles) para irme de Carchá porque si no, mi hijo es quien la pagaría", explicó.

Didier Sagastume denució la amenaza y salió de Carchá.

Fernando Ruiz

Foto:

Este tipo de amenazas hace recordar el infortunio que sufrió el también guatemalteco Carlos Mercedes Vásquez, quien fue brutalmente asesinado en Malacatán en noviembre de 2010, supuestamente confundido con uno de sus compañeros.

En ese entonces se conoció que en las cinco bolsas plásticas en las que aparecieron sus restos, los asesinos habían dejado un mensaje con la leyenda: "por meterse con la mujer de otro".

El año pasado también fueron asesinados el exfutbolista hondureño Walter López en La Mesilla, y el también guatemalteco Pablo Villatoro, en Chiquimula.