Una trágica noticia recorre el mundo desde este martes cuando se dio a conocer que fueron localizados los cuerpos de los atletas paralímpicos Rosalina Flores Ignacio y Rómulo Pérez, en México, un día antes de la inauguración de las justas de Rio.

La prensa mexicana encendió las alarmas cuando las autoridades de San Antonio Cuajimoloyas, Oaxaca confirmaron que se trataba de los atletas que se encontraban desaparecidos desde el 18 de agosto.

Según el periódico "Imparcial", los dos deportistas fueron hallados en el interior de un automóvil al fondo de un barranco, lo que dificultó las labores de rescates de los cuerpos de socorro del lugar.

Tanto Flores como Pérez eran dos atletas destacados, medallistas nacionales e internacionales, y eran integrantes de la Asociación de Medallistas Paralímpicos Internacionales de Oaxaca, confirmó "Publimetro México".

Por la situación en la que se encontraban los cuerpos fue necesaria la intervención de las autoridades estatales, que después llevaron a cabo las autopsias correspondientes y notificaron a los familiares de las víctimas.

De acuerdo al testimonio de Félix Gutiérrez, hijo Rosalinda Flores, ella desapareció cuando se dirigía a su trabajo, laboraba como cajera del Centro de Salud de la colonia Estrella, al norte de Oaxaca.

Según las investigaciones, Flores se reunió con Pérez en el estacionamiento del Centro de Salud y partieron en un automóvil con dirección desconocida, aunque algunos creen que se dirigían a un evento deportivo. Desde entonces nadie había vuelto a saber nada de ellos, hasta este martes cuando se encontraron los cuerpos.