La autopsia hecha al pitcher cubano José Fernández, de los Marlins de Miami, hizo una impactante revelación de lo que tenía en su organismo el atleta cuando perdió la vida en un accidente de bote a finales de septiembre, según los informes de toxicología que se dieron a conocer este sábado por el forense de Miami-Dade.

La autopsia hecha al pitcher cubano José Fernández, de los Marlins de Miami, hizo una impactante revelación de lo que tenía en su organismo el atleta cuando perdió la vida en un accidente de bote a finales de septiembre, según los informes de toxicología que se dieron a conocer este sábado por el forense de Miami-Dade.

José Fernández murió en un accidente de bote en septiembre.

De acuerdo con el informe oficial, Fernández, de 24 años y una de tres personas que fallecieron cerca de las costas de Miami Beach, presentó 0.147 de alcohol en la sangre, casi el doble del límite legal de 0.08, y también tenía niveles "detectables" de cocaína en su cuerpo.  

Fernández y dos amigos, Emilio Jesús Macías de 27 años y Eduardo Rivero, de 25, murieron en la madrugada del 25 de septiembre cuando en la lancha en la que se transportaban, de propiedad del estelar lanzador, se estrelló contra un rompeolas cuando ingresaban al puerto de Miami.

José Fernández murió en un accidente de bote en septiembre.

La Comisión para la Conservación de la Pesca y la Vida Silvestre de la Florida (FWC), que investigan el accidente, había dicho que no podía liberar los documentos debido a una investigación criminal activa, pero el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, ordenó la liberación el sábado.

"Debido a que nuestro papel en este asunto es completo y el departamento de Pesca y Vida Silvestre tiene la responsabilidad de demostrar una investigación criminal activa, me he dirigido al médico forense para cumplir con solicitudes de registros públicos para el informe de la autopsia y de toxicología", señaló Giménez.

Fernández murió como resultado del impacto del choque y no ahogado, según las autoridades.