El número, la playera, la gorra y todo lo que los participantes de la tradicional prueba de 21 kilómetros, necesitan para participar en ella, son cosas que ninguno se quiere perder y por las que el movimiento de personas en la Expo es muy grande.

En el complejo deportivo de Cobán, los 8 mil corredores que se inscribieron en forma oficial, presentan su documento y comprobante de inscripción para recoger sus promocionales y aprovechan para pasar un rato alegre junto con sus seres queridos, saludar a conocidos y tomarse fotos en determinados espacios o con las figuras de élite.

"Ahí están los kenianos, tomémonos una foto con ellos", dijo Laura Rodríguez, quien de inmediato llamó a Julius Keter y le pidió a su hija Marina que captara una imagen con su teléfono celular.

En la misma forma, los alrededores del lugar se han convertido en una fiesta en la que con pino en el suelo, música en el ambiente y venta de promocionales, los corredores se contagian de ánimo horas antes de la salida.

Muy cerca del lugar, en la plaza de la feria local, las letras gigantes que dicen "Cobán" y las imágenes de tamaño real del marchista Erick Barrondo y el corredor Mario Pacay, dos de las figuras más emblemáticas del atletismo en Alta Verapaz, son de las más compartidas en imágenes y a través de las redes sociales.