Lo que parecía sería una práctica como cualquier otra, terminó en un día terrible para el portero de la Selección de Holanda, Jasper Cillessen, quien sufrió uno de los peores golpes en su carrera.

Y es que en una jugada fortuita, el delantero Klaas-Jan Huntelaar le propinó un golpe en la nariz que terminó en una fractura, lo que le impidió jugar el amistoso que Holanda le ganó por 2-1 a Inglaterra.