“Esto ya es de nacimiento, creo que desde el estómago de mi madre brincaba al escuchar las transmisiones de la Vuelta” confiesa Juan Antonio Salazar quien llegó a la salida de la 56 edición de la Vuelta a Guatemala en el parque central de Chimaltenango.

Con nostalgia, Juan Antonio se vistió como Chemita, quien era un personaje de publicidad de una marca de café que patrocinaba a un equipo de ciclismo. Con ingenio, disfrazó su bicicleta para que pareciera un cohete espacial, así como se lo imaginaba el niño del personaje.

Publinews

Foto:

“Esto es un vicio que se me ha metido y a donde haya ciclismo allí estoy”, explica mientras se acerca para pedir autógrafos a los ciclistas, quienes de manera atenta aceptaban su petición. Nacionales y extranjeros le dejaron un recuerdo a Juan Antonio.

Publinews

Foto:

“Hago lo que sea para por lo menos verlos pasar” dice el aficionado recordando que en ocasiones solo puede ver las competencias a la orilla de la carretera, por eso no desaprovecha ocasiones como la salida en Chimaltenango donde puede saludar de mano y hasta abrazar a sus héroes.

Publinews

Foto:

Juan Antonio nació en San Juan Comalapa, tierra de grandes ciclistas como Amílcar Quicibal. Los minutos pasaban y llegaba la hora de la salida. Él hacía el esfuerzo para tener todos los autógrafos posibles. Cuando los comisarios hicieron sonar el silbato de la partida,   aplaudió a los pedalistas con la ilusión de verlos el próximo año.