Luego de dos días de estar reunidos, los miembros de la asamblea del deporte guatemalteco que fue convocada por el Comité Ejecutivo de la Confederación Deportiva Autónoma de Guatemala (CDAG), la mayoría de los representantes de las federaciones y asociaciones deportivas del país votaron en favor de dejar sin efecto la suspensión que el Tribunal de Honor de la CDAG le impuso a los miembros de la Comisión Normalizadora que la FIFA nombró para la Federación Nacional de Futbol.

La audiencia que inició el lunes y que este martes incluyó la intervención de ambas partes concluyó con la votación que favoreció al grupo de dirigentes que encabeza Adela de Torrebiarte y que seguirá en las funciones que el ente rector del futbol a nivel mundial les confió hasta el 31 de julio de 2017 luego de que tomaron los cargos para los que fueron elegidos Brayan Jiménez (suspendido de por vida por actos de corrupción) y los miembros de su planilla en 2013.

Asamblea del deporte

Oliver de Ros

Foto:

La denuncia que generó el castigo que quedó sin efecto este lunes fue presentada ante el Tribunal de Honor por los futbolistas José Aroche Víctor Ayala, Alejandro Díaz y Alexander Robinson, quienes fueron suspendidos por uso de sustancias prohibidas mientras jugaban para Antigua GFC. Los cuatro estuvieron en la asamblea y fueron acompañados por la abogada Marissa Masseli.

Los cuatro, junto con sus asesores, consideraron que la Comisión Normalizadora incurrió en irregularidades al haber nombrado a un panel de expertos en dopaje para conocer y sancionar su caso, además de no haber incluido los archivos en la documentación sobre su defensa.

La resolución de la asamblea favorece a que la FIFA deje sin efecto su advertencia de suspender para la Federación de Guatemala su reconocimiento, aporte económico y el derecho de que sus clubes y selecciones afiliados participen en competencias internacionales.