El Barcelona perdió 2-1 este sábado en el Camp Nou ante el recién ascendido Alavés, en la tercera jornada de la liga española, dejando líder al Real Madrid, que goleó al Osasuna (5-2).

El brasileño del Alavés, Deyverson, abrió el marcador al rematar un centro desde la derecha de Kiko Femenía (39), antes de que el francés Jeremy Mathieu igualara con un cabezazo (47) y que Ibai Gómez volviera a adelantar (64) al equipo vasco, que con esta victoria se colocó séptimo.

El Barcelona, que de inicio jugó sin Leo Messi ni Luis Suárez, dominó y presionó, pero se estrelló continuamente en la defensa del equipo visitante.

Luis Enrique dio entrada a Messi por Denis Suárez (59) buscando dar un punto más de mordiente a su ataque, mientras el Alavés seguía a la contra hasta que logró el segundo tanto.

Ibai Gómez aprovechó dos errores de Javier Mascherano y Aleix Vidal para recuperar un balón en el área azulgrana y cruzarlo al fondo de la portería local (64).

De nuevo por detrás en el marcador, Luis Suárez entró por Paco Alcácer (65), pero ni siquiera la 'MSN' reunida, ya que el brasileño Neymar jugó su primer partido, además como titular, tras volver de los Juegos de Rio, consiguió encontrar el camino del gol ante un recién ascendido, que registró este sábado su primera victoria en Primera División en una década.

"Ha coincidido un día en que no hemos estado fluidos en ataque y sí débiles en defensa", dijo Luis Enrique tras el encuentro, insistiendo en que el "Alavés hizo un partido muy serio".

"Al inicio de la segunda parte hemos mejorado, pero luego hemos estado imprecisos otra vez", insistió el técnico azulgrana, que pidió a sus jugadores estar preparados para el partido de Liga de Campeones el martes contra el Celtic porque ahí "los errores se pagan".