La leyenda del futbol argentino Diego Armando Maradona tuvo este sábado uno de los días más amargos de su vida después de haber recibido una llamada en la que le informaron que su gran amigo Fidel Castro había fallecido.

"El Pibe" lloró la muerte del cubano a quien él definía como "el más grande". "Me llamaron desde Buenos Aires y fue muy chocante. Me agarró un llanto terrible porque fue como un segundo padre para mí", declaró Maradona a los periodistas desde su palco del Arena Zagreg en Croacia, a donde viajó para apoyar a Argentina en la Copa Davis de tenis.

Mradona llora la muerte de Fidel Castro.

"El día es horrible. Me comunicaron que murió el más grande, sin ninguna duda. Fidel Castro nos dejó. Quiero estar con Raúl (Castro), estar con los hijos y con el pueblo cubano, que me dio tanto. y despedir a Fidel, mi amigo. Lo van a cremar. Quiero decirle toda la gratitud que tengo de toda mi vida", explicó "el Pelusa".

"Él me habló muchísimo de la droga, me habló de las recuperaciones, que sí podía", recordó con emoción, antes del inicio del partido de dobles de la final de la Copa Davis. Maradona mantenía una gran amistad con Fidel Castro, cuya imagen tiene tatuada en uno de sus gemelos.

La relación entre Maradona y Castro inició en los años 1980, pero el argentino le agradece especialmente por su ayuda al haberse internado en una clínica cubana en 2000 para recuperarse de sus adicciones. "Yo viví cuatro años en Cuba y Fidel me llamaba a las 2 de la mañana para hablar de política o de deporte. Y yo estaba dispuesto a hablar. Es el recuerdo más lindo que me queda", dijo.