El entrenador del Atlético de Madrid, Diego Simeone, recibió una sanción de tres partidos en La Liga por lanzar una segunda pelota a la cancha durante un partido contra el Málaga, el pasado sábado.

El suceso se produjo durante un contragolpe del equipo visitante, mismo que fue interrumpido por el árbitro al percatarse de la presencia de un segundo balón en la cancha. Simeone fue expulsado del partido acusado de haber sido quien arrojó el esférico.

El Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol (RFEF) reconoció que el técnico argentino no fue el autor del lanzamiento, pero recordó que el reglamento prevé la expulsión del entrenador del equipo afectado, en caso de que el auténtico culpable de los hechos (en este caso un recogepelotas) no pueda ser identificado.

Aunque solo se aplicará en La Liga, esta sanción es un duro golpe para el Atlético de Madrid, que debe ganar los últimos tres partidos y esperar un tropiezo del Barcelona si quiere ganar el torneo.

Además, los "colchoneros" reciben este miércoles al Bayern Múnich en la semifinal de ida de la Champions League, instancia en la que también se encuentra su rival de la capital, el Real Madrid.