El defensa francés Mamadou Sakho, apartado del Liverpool tras ser objeto de una investigación por dopaje, recibió este jueves una suspensión cautelar de 30 días por parte de la UEFA.

"La UEFA suspende al jugador cautelarmente por 30 días, hasta que se tome una decisión final por la Comisión de control, ética, y disciplina de la UEFA", indica el organismo en un comunicado.

Esta suspensión provisional concluye el 28 de mayo, después de la fecha del anuncio de la convocatoria de la selección francesa para acudir a la Eurocopa 2016.

Sakho, de 26 años, habría sido sometido a un control antidopaje con resultado positivo tras el partido de vuelta de los octavos de final de la Europa League ante el Manchester United. La presunta razón: un producto para quemar grasas.

En el comunicado, la UEFA confirmó que el defensa francés no pedirá la muestra B de su análisis e indicó que la fecha de la audiencia disciplinaria será anunciada más adelante.

El Liverpool se enfrenta este martes al Villarreal, en la ida de las semifinales de la Europa League.