"No porque sea un buen chico jugando algún deporte lo voy a sacar del colegio o tendría que abandonar la universidad"

El economista Álvaro Prado consiguió adquirir una beca deportiva en Estados Unidos cuando era adolescente y un entusiasta del tenis y logró sus objetivos: estudiar y hacer deporte. Ahora, y luego de haberse desarrollado en aquel país y gozar de estos beneficios, desea contar su experiencia a chicos que tengan la misma inquietud.

Publinews platicó con Prado con respecto a su libro "Todo sobre becas deportivas", el cual presentó ayer en Sophos.

Álvaro Prado

Cortesía

Foto:

¿Cómo surge “Todo sobre becas deportivas”?

Yo empecé a escribirlo cuando mi esposa estaba embarazada y es dedicado a los padres de familia para que puedan guiar a sus hijos en el camino correcto y el balance entre el deporte de alto rendimiento y excelencia académica. Básicamente, en todo el libr, yo lucho en contra del mito de que cualquier deportista de alto rendimiento tiene que dejar de lado los estudios.

¿Cuál es el tema principal del libro?

El tema principal del libro es “cómo obtener becas en las universidades de Estados Unidos” mediante la National Collegiate Athletic Association (NCAA), una asociación compuesta por más de mil instituciones que organizan la mayoría de programas deportivos universitarios en aquel país.

Lo que yo trato de dar a entender es cuáles son los pasos a seguir. Estas becas no solamente se dan a estudiantes y/o atletas estadounidenses, sino también a latinoamericanos.

Álvaro Prado

Cortesía

Foto:

Entonces, ¿el libro está escrito para latinoamericanos?

Mi libro está escrito para los latinos, pero los estadounidenses siguen exactamente el mismo proceso. De hecho, estos últimos son mucho más activos tratando de aplicar para estas becas. Las universidades de allá fácilmente valen 40 mil dólares por año, entonces saben muy bien que conseguir una beca deportiva les resultaría un ahorro muy grande.

Hablo de muchas estadísticas centroamericanas con la finalidad de que los atletas logren saber muy bien cómo es el proceso. 

¿Alguna referencia de algún atleta que haya seguido estos pasos?

Cuando un atleta es demasiado bueno, como Wilfredo González, los “coaches” son quienes buscan a los atletas. Viajan al lugar que sean para reclutar gente.

Pero si te vas un poco más abajo, están los que “no son buscados” por los “coaches” y son a quienes les toca ir a buscar la beca. Para ellos está escrito el libro, para que sepan a quién escribirle, cumplan los pasos que sé, etc.

Al hermano de Wilfredo, Stefan, lo ayudé en el proceso, porque estoy familiarizado con el mismo.

Álvaro Prado

Cortesía

Foto:

¿Cualquier atleta guatemalteco que esté actualmente en una universidad local puede acceder a una beca?

La regla de oro es que si han recibido dinero como atleta profesional ya no pueden optar a la NCAA. Pero si llevan un año en alguna universidad guatemalteca, pueden optar.

En Guatemala, hay universidades que dan becas deportivas, pero no es el mismo sistema que el estadounidense, que los hace competir uno contra otro. La NCAA tiene a más de mil instituciones que les permite más oportunidad de competir.

¿Cuál es la finalidad del libro?

Dos cosas. Primero, plasmar la idea de que no por ser atleta de alto rendimiento se deja los estudios, por más que se entrene 4 o 6 horas diarias, igual se puede ir a la universidad.

Y segundo, para los padres de familia con hijos que tienen la inquietud de buscar una beca y desean saber cuál es el procedimiento, pues que sigan los pasos plasmados en el libro.

El libro puedes adquirirlo en Librería Sophos o bien puedes comunicarte con el autor en la fan page de Facebook "Todo sobre becas deportivas".