El deporte está lleno de historias; muchas de ellas, de superación y triunfo; verdaderas obras de inspiración que logran convertir en leyendas a quienes las protagonizan.

Seguramente, los más de 10 mil atletas que participan en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 buscan escribir uno de esos inolvidables relatos y completar la hazaña que los vuelva eternos en la memoria del mundo.

Una de ellas es Mariek Vervoort. La atleta paralímpica de 37 años, originaria de Diest, Bélgica, quiere alcanzar la gloria por última vez y marcar con tinta indeleble su nombre en los libros del deporte que tanto ama.

Vervoort, afectada por una enfermedad degenerativa e incurable, considera someterse a la eutanasia tras finalizar su participación en Rio, donde espera conseguir una nueva medalla y subir al podio una vez más.

Rio es mi último deseo. Espero acabar mi carrera con un podio. Comienzo a pensar en la eutanasia. Pero, a pesar de mi enfermedad, he vivido lo que otros solo pueden soñar”, expresó en una entrevista a Le Parisien, citada por el medio El Espectador.

AFP

Foto:

Mariek logró la medalla de oro en los 100 metros lisos, y plata en los 200 y 400 metros lisos en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, y en Brasil quiere repetir la gesta. La atleta belga competirá en septiembre en los 100 y 400 metros.

Campeona del mundo en Doha en 2015, y poseedora de récords en 400, 800, 1,500 y 5,000 metros, ha superado todos los límites, pero considera que el "lado oscuro" de su enfermedad es demasiado para cualquiera.

"Todo el mundo me ve reír con mi medalla de oro, pero nadie ve el lado oscuro", afirma la atleta mientras cuenta que los dolores que sufre se han multiplicado y sus limitaciones son cada vez mayores. Mariek relata que, incluso, hay noches en las que apenas consigue dormir diez minutos seguidos.

AFP

Foto:

Sin embargo, afronta esta etapa con determinación y hasta con cierto optimismo y sentido del humor. "Quiero disfrutar de los últimos buenos momentos (...) Quiero que todos tengan una copa de champán en la mano y un pensamiento feliz para mí", comenta, al recordar que no quiere un funeral triste en una iglesia.

Por lo pronto, Mariek se prepara para afrontar los Juegos Paralímpicos de Rio 2016, que se disputarán entre el 7 y el 18 de septiembre en la denominada "Cidade Maravilhosa".

La fecha de deceso de Vervoort está pactada para 2017.