El entrenador de la selección de Italia, Antonio Conte, fue absuelto este lunes por el tribunal de Cremona, en el marco del escándalo de partidos amañados del "Calcioscommesse".

El fiscal Roberto Di Martino había pedido seis meses de prisión condicional y una multa de 8 mil euros contra Conte, que estaba investigado por "fraude deportivo" al no haber denunciado en mayo de 2011 los hechos de corrupción durante un partido del Siena (Serie B), al que dirigía en aquel entonces.

Angelo Alessio, adjunto de Conte en la selección "Azzurra", y que trabajaba a sus órdenes en el momento de los hechos, también fue absuelto.

Esta decisión de la justicia supone un alivio para Conte, que debe anunciar este lunes una primera lista de futbolistas que integrarán el equipo para disputar la Euro 2016, en Francia.

Sus abogados habían optado por un proceso abreviado, con el fin de que el técnico italiano conociera el veredicto antes de la Eurocopa, que comienza en 10 de junio.

"Es la decisión que esperábamos (...) Han sido años de tensión y de amarguras, pero en ahora la verdad ha salido adelante", reaccionó Leonardo Cammarata, uno de los abogados de Conte, citado por el periódico deportivo Corriere dello Sport.

Su caso forma parte del dossier del denominado "Calcioscommesse", un gran escándalo de partidos amañados en el fútbol italiano, por el que más de un centenar de personas están siendo juzgadas.