El hábil delantero guatemalteco Angelo Padilla confirmó vía telefónica a Publinews que renunció a su actual equipo, el Municipal Liberia de la Primera División de Costa Rica.

Padilla llegó a un acuerdo con la dirigencia del club costarricense para lograr su desvinculación. El motivo de su retiro es por incumplimiento de pago, ya que le debían varios meses de su salario, según indicó.

Angelo Padilla

Cortesía

Foto:

El exjugador de Puntarenas y Carmelita de aquel país, mencionó que por el momento está a la espera de varias ofertas en el fútbol de Polonia, así como en la Segunda División de Brasil.

En cuanto al fútbol guatemalteco, el goleador indicó que también dependería de las condiciones contractuales para poder regresar a algún club nacional. Por el momento, Padilla espera tomar unas vacaciones en en Guatemala, aunque actualmente es retenido por las autoridades costarricenses.

Retención en Costa Rica

Angelo Padilla comentó a Publinews que le han retenido su pasaporte y el de su esposa debido a un problema con su vehículo.

Cuando cruzó la frontera le sellaron su pasaporte por tres meses, pero tuvo que adquirir un seguro para su vehículo por el mismo tiempo, en la frontera le indicaron que tenía que hacerlo. Sin embargo, lo que no le comentaron fue que podía circular con el carro solamente un mes.

Angelo Padilla

Cortesía

Foto:

"Resulta ilógico que si te venden un seguro de tres meses, te pongan estadía o circulación del carro solo por uno. No tiene sentido", relató el goleador.

El viernes se disponía viajar hacia Guatemala con su esposa, pero al intentar cruzar la frontera le indicaron que su vehículo sería confiscado y le quitaron su pasaporte.

"Me pusieron una patrulla, me trataron como un ladrón en la frontera de Costa Rica, me hicieron bajar mis maletas para revisarlas, me llevaron a antinarcóticos; me trataron mal y todo esto con mi esposa a la par", relató el goleador chapín.

Debe pagar 5 mil dólares

Angelo Padilla explicó que para retirar su automóvil, que desde el viernes está retenido en una bodega, tiene que pagar un impuesto de $5 mil, lo cual es "totalmente absurdo", comentó.

Hasta el momento, ya se ha puesto en contacto con personas en Guatemala para solicitar ayuda. El exjugador Gonzalo Romero es uno de ellos. Sin embargo, el artillero guatemalteco dice que incluso el cónsul en Costa Rica ya intervino y no se logró hacer nada al respecto.

"Nunca violé ningún código, nunca me multaron, nunca violé restricciones de velocidad ni nada. Ellos nos trataron mal y ahora estamos viendo cómo proceder", finalizó Padilla indicando que espera que su situación se resuelva lo más pronto posible para poder regresar a Guatemala.