Una aficionada identificada como Annusska tomó una de las decisiones más alocadas cuando en plena vía pública se quitó la ropa para celebrar el título obtenido por su equipo el FC Brujas, que se proclamó campeón de la Primera División de Bélgica

La bella fanática decidió quitarse la ropa en la Plaza de Brujas, ante la mirada de todas las personas que estaban presentes para celebrar el título de su equipo, lo que no imaginó es que por su festejo terminaría tras las rejas. 

Annusska se desvistió y paró en la cárcel.

YouTube

Foto:

Annusska, de 36 años, fue detenida y llevada a la comisaría después del episodio del que fue protagonista y en el que deleitó a muchos hinchas, publicó la prensa internacional.