Marisa Honchberg sufrió una decepción amorosa como muchos de nosotros lo hemos padecido. Sin embargo, la determinación por mejorar su figura y su estilo de vida la ha llevado a tener una figura envidiable y un cuerpo tonificado. 

La joven de 27 años se enteró que su mejor amiga tenía una relación con su expareja y tras la desilución decidió iniciar un programa para perder peso, ya que tuvo problemas con su peso desde que era una niña.

Marisa perdió 75 libras en un año gracias a un programa de vida saludable y ahora comparte en sus redes sociales el nuevo estilo de vida y figura que ha ganado. 

Además, asegura que una excelente terapia para curar experiencias dolorosas es mantenerte saludable.